jueves, 29 de mayo de 2008

Trigesimocuarto paso - Correr en cinta, no es correr.


Llevo varios días sin dar pasos en el blog, bien por trabajo remunerado, bien por trabajo doméstico no he tenido tiempo para dar ningún pasito, y es debido también al virus que tengo que estoy eliminando gracias al programita lecheconmiel v.1.0 y el reposo que he tenido, he estado desde el sábado hasta ayer miercoles sin salir a correr ni un poquito, y es que estos cambios tan repentinos de tiempo afectan, y no solo a mi...

Bueno, tenía planes para esta semana, planes que harían que llegase en condiciones a la carrera del domingo, pero resulta que no he podido hacerlos por el proceso gripal. Asi que ayer salí a correr, en horario de tarde, para después ir a jugar el partido de futbol de los miercoles. Se dice que si se pierde un día no pasa nada, no hay que intentar recuperarlo, tambien es muy importante el descanso, pero como he estado 3 días descansando y antes de la carrera suelo descansar 2, si no corro ayer y hoy no hago plan, hago el anti-plan. En definitiva, hoy a la hora de comer he decidido ir al gimnasio por libre y hacer algo allí, sin arriesgarme a mojarme por una lluvia de esa que vienen de vez en cuando, y ultimamente muy de vez en cuando, como los sms promocionales de movistar.

Pensaba salir a correr a la pista, pero había oido hablar de esas maquinas en las que te subes, das a unos botones y te pones a correr en el mismo sitio, no he montado en ninguna maquina en mi vida tan aburrida. Mi experiencia es esta:

Llego al gimnasio, hay poca gente, estiro antes de entrar, mientras estiro sube una chica con un libro (curioso), sigo estirando mientras pienso si hacer bici o correr, todavia no lo tenia muy claro... me decido por usar la cinta, hay que probar.

Hay 3 cintas en el gimnasio, a la izquierda, con unos 59 kilos de peso, 1,70 m. mallas negras camiseta blanca... La chica del libro! A la derecha con 110 kilos, 1,85m., pantalon negro, camiseta gris, mp3 en las orejas y toalla verde para secarse el sudor... El motivado!

Solo quedaba la cinta del medio, la mia, no tenía más elección. La pongo en marcha, no sabía cual eran las medidas, no lo indicaba, asi que empecé a tocar el botón de velocidad, y marqué 5, al poco tiempo me di cuenta de que reflejaba los km/h. asi que lo subí a 10, ya había pasado algo de tiempo, lo cual no me importó porque así me pude adapatar a la maquina y calentar un poquito.
Es muy curioso esto de las cintas, a mi izquierda tenía a una chica andando y leyendo un libro, a mi derecha un tio basante fuerte mirandose en el espejo y supersudado, y yo en el medio, que encima era su termino medio, mirando un poco a todos los lados, encima se me olvidó la radio en la oficina, asi que que divertido... Solo podía ojear a los que allí estaban, en frente de las cintas había un espejo que cubre toda la pared, miraba a ver que hacían los de atrás, pesas más que nada, y solo me podía entretener con mis compis de cinta, la de la izquierda no tenía mucho que observar, solo me quedaba averiguar que libro leia, jugando a leer las letras al reves, pero era imposible, ella se movía, yo me movía, asi que no me quedó más remedio que observar a mi compañero masculino, el motivado, y lo llamo así porque llevaba un buen rato antes que yo ahí subido, un poco más lento pero constante, de vez en cuando se secaba el sudor con la toalla, aunque tenía que hacer como los corredores de F1 con las viseras, llevar varias e irse quitando, aunque de dentro a fuera. Luego tenía momentos que se miraba al espejo, como pensando, que bueno me voy a poner... A veces ponía una velocidad crucero, es decir, para caminar, se quitaba los cascos y se ponía el movil en la oreja, pero no marcaba y ni le había llamado nadie, al menos podía disimular y hablar un poco... Pero el momento cumbre llega cuando estamos ahi corriendo, todos en la misma linea, aunque unos más rápidos y otros mas lentos y de repente... Levanta los brazos! como si hubiera llegado a la meta y hubiera ganado! me ha pegado un susto que casi me caigo de la cinta.

En fin, esta ha sido mi pequeña aventura en una cinta de correr, a diferencia de la calle, aqui se rompe a sudar a los pocos minutos, debe ser por estar en un sitio cerrado, y el piso es más blandito que el asfalto, mas o menos como correr en cesped, pero es muy aburrido estarse mirando en un espejo durante 30 minutos (en mi caso que ha sido el tiempo que estado).

Espero estar a punto para la carrera del Domingo, han colgado un video con el recorrido que se hará: Video recorrido Liberty Seguros
Aviso: Han cambiado la hora, la salida será a las 9:00 - Vaya madrugón para ser Domingo.


95.3

1 comentario:

La DobleM del motor. dijo...

tienes un blog muy interesantes en contenidos y muy divertido y orginal para el visitante,te invito a visitar mi blog y a devolverme el comentario,gracias y suerte con tu blog.