jueves, 1 de abril de 2010

149º paso - No vuelvoley...

Aquí estamos de nuevo, otro día más de esta santa semana que dicen muchos que es, y lo que es peor, lo dicen lo más ateos, los que no van en la vida a la iglesia y luego no prueban la carne estos días, pero vamos, me se de un grupo que hoy mismo, sabiendo que en casa solo aspiraban a unas raspas de pescado y patatas en escabeche, se han ido a hacer una buena chuletada; yo tendré que esperar al sábado. De hecho estoy pensando que si tengo que creer en un Dios tendrá que ser en Baco.

En fin, hablemos de deporte, que comer, como todos los días, el problema de esta semana es que uno no para en casa, y que hasta para estudiar o actualizar el blog me tengo que meter en un bar, y claro... que má(hou)s puedo decir...

Al final el voley no se nos dio tan mal, después de perder esos dos partidos, al día siguiente llegamos más entonados, y no tienen nada que ver los dos pacharanes de después de comer, el caso es que el primer partido, nos costó, pero ganamos 2-1. Y si no es por eso no ganamos el siguiente, es cuando uno se da cuenta que el deporte se mueve por dinámicas y aspiraciones. El caso es que conseguimos terminar terceros de grupo, aunque tuvo consecuencias en el plano físico, y no solo por las agujetas, que las tengo hasta en las pestañas.

Ayer por la mañana no podía doblar la pierna derecha, de hecho, había quedado para ir a montar en bici y no conseguí ni ponerme la ropa, había dormido fatal del dolor que tenía en la otra rodilla, ni me acuerdo como me lo hice, pero tengo un golpe en la parte externa de la rodilla (aparte de un moratón en el antebrazo), y supongo que es de una caída al recibir algún balón, porque si es otra cosa sería el colmo, de hecho me asusté pensando que tendría lo mismo que en la otra pierna. De momento lo estoy tratando con pomada y parece que mejora. Ayer al final, no pasamos de cuartos, nuestro equipo: "Escalope con patatas" volvió a perder 2-0, y solo tuvimos opciones en el primer set, luego nos vinimos abajo.

Esta mañana que iba a subir al Berezo, y por lo que he oído ha subido un porrón de gente, tampoco he podido (prefiere que se pase el dolor por completo que me conozco) y me he ido a andar con mi flor hasta Cuartos por un nuevo camino que no conocía y que sigue el curso de la unión de la garganta Vadillo con Cuartos, al menos hasta que te sales al camino de los Lomos actual, ya que por lo visto, por el que ibamos era el camino original para que los losareños se fueran a bañar.

En fin, espero estar recuperado para mañana y dar un pequeño paseo en bici, aunque sea pequeño, porque no hay cosa peor que tener un clima perfecto para montar en bici y no puedas por lesiones, después de estar 3 meses parado. Eso si, tampoco soy como otros que llegaron ayer y hoy se han metido 96 km de carretera entre pecho y espalda... Pero bueno, hay que aprovechar mientras no llueva, que solo quedan dos días, el domingo no le cuento porque el sábado hay pre-despedida, aunque tampoco se si contar el día mañana teniendo esta noche cena de kintos.

(a ver si descargo las fotos del campeonato)

No hay comentarios: