lunes, 21 de julio de 2008

Cuadragesimoquinto paso - Las bicicletas son para el verano


Las bicicletas son para el verano, obra de Fernando Fernán Gómez con el siguiente argumento: En el verano de 1936 estalla la Guerra Civil. En la ciudad de Madrid, la familia formada por don Luis, su esposa Dolores y sus hijos, Manolita y Luisito, comparten la cotidianidad de la guerra con la criada y los vecinos de la finca. Luisito, a pesar de haber sido suspendido, quiere que su padre le compre una bicicleta. Pero la situación va a obligar a postergar la compra. Y el retraso, como la propia guerra, durará mucho más de lo esperado.pero al final consigue comprarse la bicicleta.

Esto mismo me pasa a mi, llevo tiempo con ganas de comprarme una bicicleta, pero la falta de espacio en Madrid para guardarla y la falta de presupuesto han dilatado la operación hasta ahora, ya me he decidido, entre comprar una consola de nueva generación y una bici he optado por esta última que será más saludable (si no me caigo). He estado informándome en internet (como no...) pero también he ido a una tienda especializada, el día que fui a arreglar el pulsómetro, me dijeron las diferencias básicas entre unos modelos y otros, como por ejemplo en el manillar, unos lo tienen "doblado" y otros rectos, los frenos también son diferentes, yo solo conocía los de toda la vida, las míticas zapatas, pero ahora hay frenos de disco mecánicos e hidráulicos... En definitiva todo un mundo, lo mismo me pasó con las zapatillas en su día.

Como mi suegro tiene un taller, le he pedido que me miré alguna ya que está más puesto y por lo visto me tiene una reservada (yo ya había mirado alguna Conor), así que este fin de semana, si me gusta estrenaré bici, que no ruta, porque lo más seguro es que vuelva a subir al Berezo, si empiezo antes a hacer este recorrido gano la carrera del 15 de Agosto.

En cuanto al runnning sigo como siempre, aunque ahora voy menos días los días que voy intento hacer más tiempo, a ver si pierdo un pelin de peso como me recomendó el médico (tengo que poner los resultados de la prueba), pero por mucho deporte que haga luego llega el fin de semana y vuelvo al mismo peso, ayer mi pecado fuero frutos secos y chocolatinas. Como dice la canción me pongo a dieta cada lunes que viene...

El dato anecdótico se dio el miércoles pasado, cuando salí a correr, voy por el carril bici (zona peatonal) y ahora en verano se ve mucha gente, de todo tipo, pero lo que me encontré no lo había visto en la vida. Un tío de unos 37 años, de constitución "atlética" (con esto quiero decir que no estaba nada gordo), iba por el carril de peatones, con sus zapatillas de entrenamiento, su pantalón corto gris de algodón, su camiseta azul transpirable de deporte, andando, sudado, hablando por el móvil y saboreando un puro. Increíble! no se dan cuenta de que el que utiliza ese espacio es para hacer deporte y que ya bastante contaminación nos tragamos cuando corremos estando cerca de la M-40? Me parece una falta de respeto pero en fin... es lo que hay, y de donde no hay, no se puede sacar.


Bicicletas en la Wikipedia

No hay comentarios: