miércoles, 3 de diciembre de 2008

81º paso - Jornada 06 -- Temp. 08/09


Otra semana más, otro partido más... Por no se que tengo en la rodilla llevo 10 días sin hacer nada de deporte, desde el Cross de La Elipa, así que no pude jugar este sábado, y tampoco pude ir a ver el partido. La crónica esta semana viene firmada por el mister y copio tal cual (El que quiera que busque el doble sentido...)

Getafe 3- Real Madrid 1

Asisten: Saviola, Guti, Roben, Drente, Iguaín, Sneijder, Casillas...

Partido fácil, el rival está por debajo de la mitad de la tabla y por tanto será un partido fácil y coñazo, no están a la altura de nuestro Madrid, o eso dice algún jugador con cara de desgana antes de empezar el encuentro. Y si echamos cuentas, a mi me dicen la alineación y ya me entran mis dudas…

Arriba tenemos al pequeño Saviola, jugador intermitente donde los haya y que puso mucha voluntad pero no tuvo su día, normal porque está falto de ritmo competitivo, y tampoco le salió un pase a derechas.

Luego tenemos a Guti, ¡hay Guti!, y en este quiero centrarme porque es una lástima, para él y para le equipo, que Guti sea Guti. Es de esos jugadores que hubieran podido llegar a ser de los mejores del mundo, como Prosinecki, Riquelme… calidad no les falta, pero viven peleados con el mundo, y si cuando terminan los partidos han hecho menos kilómetros que los demás mala señal, viven confundidos con lo que es el fútbol y con lo que el fútbol (y por ende el equipo) espera de ellos. No sé que pasará por su cabeza pero chicos que podían echarse el equipo a sus espaldas y convertir un equipo mediocre en un buen equipo y no sólo jugar ellos, sino hacerlo jugar, sólo funcionan de verdad cuando todo va bien, cuando el equipo va rodado y sólo tienen que aportar su granito de calidad, el esfuerzo no va con ellos, hay partidos en lo que parecen totalmente ausentes y por eso Guti, para “este” Madrid vale porque es de lo mejor que tiene, pero ningún entrenador se lo rifa para llevárselo. No le alabes porque pensará que lo que hace es suficiente, no le corrijas porque entonces se vuelve más perro todavía. Cuestión de madurez, ¿madurará algún día Guti? parece que acabará su carrera y la respuesta será no, simplemente porque no quiso ser un grande, o no supo...

Roben, qué gran zurda, cómo sabe disparar y qué calidad tiene, pero aparte de que su fama de jugador de cristal le precede (parece que anda tocado otra vez), combina grandes partidos con excesivo individualismo, los genios zurdos son así, en un momento dado se cansan y dejan de circular la bola para monopolizarla peligrosamente... está, dos años después, adaptándose al quipo...

Drente, todo voluntad y todo desacierto... para desesperación suya y de Schuster, por mucho empeño que ponga no da una a derechas, tanto el mister como él tratan de recuperar a aquel jugador que costó 14 millones y que antaño se le vio hacer cosas, y ahora no hace nada. Dicen que desde que se lesionó nunca ha vuelto a ser el mismo, y es una lástima verlo perdido por el campo, Aunque Schuster sigue poniéndolo, confiando en que algún día vuelva.

Y el joven Higuaín, la gran promesa de equipo, que como dice un famoso periodista está por ver si acaba siendo jugador para el Madrid o jugador para el Valladolid, se le ve el potencial, pero las cuentas no terminan de salir.

Y Sneijder, ese gran centrocampista que todos hemos visto y que nunca se sabe qué versión nos va a ofrecer, anda con problemas físicos, y se le sigue esperando, si Guti no nos saca adelante o lo hace él o mal acabaremos. ¿Le dará el físico y la voluntad?.

Y el pobre Casillas todos lo vemos, lleva una temporada para olvidar, él sabe que puede más y eso le da rabia, pero se le echa en falta.

Así que cuando me dijeron la alineación del Madrid, ni vi el partido, me olía el resultado.

Pero yo venía a comentar ¿otro? Partido:

ABB Lolas 4 – Tancítaro 2

Asisten, Pum, Carlos, Rafa, Puso, Pedro, Angel Luis, Angel y Dubi

Como sigue siendo norma este año, alguno llega pasada la hora de comienzo del partido y como es normal empezamos fríos y poco centrados, así nos va. El rival es de esos de mitad de tabla para abajo que ha perdido unos cuantos partidos y nos parece cómodo. Nosotros sin embargo nos plantamos con el 50% de los jugadores tocados o directamente lesionados, pero no podíamos no presentarnos.

La primera parte fue de un claro dominio del rival pero no creaban excesivo peligro, aunque alguno de sus jugadores sí tiraba con mala idea. Circulamos un poco (lo justo) el balón y en una de esas llega Rafa y clava un gol parecido al primero de Borja de la semana pasada pero al palo contrario, suave y colocado. Luego ellos nos empatan con una jugada en la que llegan con varios a portería. El juego de equipo ya se estaba resintiendo y en esas una galopada de Carlos al estilo de las del recreo de los peques se escapa de unos y otros y acaba marcando, un gran gol para felicitarle, pero válido como excepción, no como recurso, y esos eran los tristes síntomas del equipo, que ya no le quedaban recursos. Dubi entró a ayudar y duró un suspiro, recaída. Llegando al descanso nos empataron en un desafortunado lance.

Ya en la segunda parte poco pudimos hacer, el equipo como tal no estaba ni siquiera bien colocado en el campo y aunque tiramos bastante a puerta siempre desde lejos o sin mucha intención, y en eso llegaron dos goles de ellos a los que no pudimos responder ni física, ni mentalmente.

Quedó patente que el 2-3-1 improvisado circunstancialmente a causa de los jugadores disponibles sólo es válido si todos están al 100% y lo que es más importante, van con espíritu de sacrificio, porque sobra decirlo una vez más, el fútbol es un deporte y como tal exige esfuerzo.




Alineación: Pum, Carlos (1), Rafa (1), Puso, Pedro, Angel Luis, Angel y Dubi

El crack: la pierna de Dubi, hizo crack, y la de otros varios, hicieron semicrack. La enfermería a rebosar.


Lo peor, este equipo necesita vivir de una circulación de balón fluida y de calidad, desde el principio pases horribles y una mala tendencia al individualismo según avanzaban los minutos. Resultado lógico.


Lo mejor, la comida que esperaba en la mesa y que aquí no se acaba el mundo.

No hay comentarios: