domingo, 15 de marzo de 2009

98º paso - El retorno del buey (V. E.)

Pues si, al final hoy me he levantado y he decidio hacer la versión extendida del último episodio de la trilogía. A pesar de que ayer me acosté más tarde de lo habitual he tenido el valor de levantarme a la misma hora de todos los días, y es que no hay día que me levante más tarde de las 9, parezco un abuelo...

Aunque era reacio a coger el coche para ir a montar en bici, al final lo he tenido que hacer, ayer me quedé con las ganas de saber que había más allá de la universidad autónoma y he ido a comprobarlo, a las 9:15 salía de casa y mi primer obejtivo ha sido meter la bici en el Clio, para dicha tarea he tenido que echar los sillones traseros hacia delante y quitar la rueda delantera, y a pesar de eso me ha costado encajarlo, aunque menos mal que en mis tiempos jugaba al tetris... Con el manillar tocando mi nuca he llegado hasta Montecarmelo para empezar la ruta.

Como ayer he pasado por la Autónoma, pero a partir de ahí ha llegado la novedad, lo que más me ha sorprendido ha sido la cantida de gente que sal en bici los domingos, una vez me ha adelantado un pelotón de 25 personas, que ha sido el más numeroso que he visto, tenían hasta coches de apoyo que les esperaban en puntos estratégicos. El carril bici está bastante bien; al no haber cruces se va a buen ritmo (lástima que no pueda apretar por la rodilla) y la ida ha sido bastante amena, aunque prefiero otros paisajes, porque a la derecha siempre veía la carretera y a la izquierda la sierra de Madrid, vamos, que lo bueno que ha tenido era la novedad y ver como me adelantaban, yo parecía el juego de agua y aceite de René Lavand (No se puede hacer más lento).
También tengo que decir que las fuerzas acompañaban al principio, porque a partir de los 30 kilometros estaba ya un poco hasta los webs.

Así con todo he llegado a Soto del Real, donde he ido al baño rural (un muro de piedra) y he hecho mis necesidades, he estirado un poquito y me he tomado el muesli de rigor. La verdad que estaba bastante cansado, ayer fueron 60 km y hoy ya llevaba 35, esto no lo había hecho nunca y el cuerpo, a pesar de los hidratos que le metí ayer en forma de pizza, lo nota. Pero no quedaba otra... asi que media vuelta y dirección Madrid, al terminar la primera subida y ver las 4 torres, tan pequeñas, casi me da algo, pero ayer Samsagaz, que hizo la misma ruta me dijo que la vuelta era mejor, ya que había más bajada, y así ha sido, he podido ir más rápido y relajado en algunos tramos, aun así las piernas casi ya no podían, y no digo ya el culo, madre mia que dolor de culo tenía ya...

Como dato curioso comentar que me he cruzado con el hermano de Marino (Maino chico) pero él no me ha visto, y a esas velocidades como para parar. Al final hoy he hecho más que ayer, 70 kilometros en 203 minutos, a una velocidad media de 20.5 km/h.

Dentro de 15 días más, me estoy planteando hasta ir a Toledo que hay un marcha cicloturista, ya solo porque me echen un ojo a la bici... creo que desde que la toqué el otro día me va un poco peor, me suenan los cambios y no se bien como ajustarlos, a ver si hago un cursillo intensivo con mi suegro. Lo que si voy a hacer es descansar una semana...

No hay comentarios: