martes, 7 de julio de 2009

116º paso - Los peligros del carril bici

Como suelo decir en otros pasos... "Vivir en Madrid es lo que tiene", aquí, si quieres montar en bici, solo hay dos opciones, coger el coche con lo que conlleva (más tiempo, gasto de gasolina, contaminar más si cabe...) e irte a la sierra, o hacer lo que hacemos la inmensa mayoría, rodar por el carril bici. Después del partido de fútbol doble y una boda el día siguiente, con el correspondiente mal cuerpo que deja las agujetas y la resaca, me tiré el sábado tumbado en el sofá, el domingo parecía que iba a seguir por el mismo camino, pero me "activaron" rápido con el deber semanal de la limpieza, una buena comida y su correspondiente siesta me revitalizaron todavía más, así que por la tarde saqué la bici de paseo.

Como suele ser habitual bajo hasta La Almudena y casi a la altura de Las Rosas cojo el carril, ese día llegué hasta más allá de San Chinarro, 42km. en 110', siendo festivo no me crucé con coches y se respiraba bastante tranquilidad, es por eso que lo hice a mayor velocidad media de lo habitual. Ayer lunes, después de trabajar y con pocas ganas de quedarme en casa volví a hacer la misma ruta, aunque la alargué un poquillo, en total 48km. en 130', esta vez se notó el cansancio y las paradas forzadas en casi todos los cruces. Pero fue a la vuelta cuando ocurrió el incidente que me cabreó bastante, casi me pilla un coche, conducía una persona mayor, despistada y lo peor de todo, pasota. Pero lo detallo al final, porque voy a explicar los peligros del carril bici, que estuve pensando desde el casi-choque hasta que llegué a casa, y son básicamente 3, lo más curioso es que los 3 los pude ver ayer, lunes, es lo que tiene salir entre semana, se termina el relax...

1. Los niños y no tan niños.

Es verano, los chavales ya no tiene clase y los padres suelen tener la jornada continua, pero en este apartado hay dos edades peligrosas, la menos es la de los más pequeños, que suelen ir acompañados de sus padres que les guian como buenamente pueden, pero van muy despacio y hay zonas conflictivas, sobre todo cuando quieres adelanterles, ya que el padre se pone nervioso y le indica al crío que se centre más y tenga cuidado, el niño, como no es el de la peli del exorcista y no puede girar la cabeza 180º, para hablar con el padre gira todo el cuerpo, lo que conlleva el giro del manillar y por consiguiente la bicicleta, no se si es casualidad o lo hacen por naturaleza, pero suelen hacer el giro a la izquierda, por donde adelanto, por lo que alguna vez es probable que algún ciclista se lleve a un niño por delante.
Luego estan los chavales más mayores, éstos van sin casco y suelen llevar camisetas de tirantes. Aquí el verdadero peligro son las niñas que están tumbadas en los parques, los chavales se crecen, y se levantan de la bici, las miran, las miran, las miran más, y donde hay que mirar es hacia delante chaval!!! que vienen curvas y la trazada no es la misma y te puedes comer al que viene de frente, como pudo pasarme ayer.

2. Los patinadores.

Estos son muy graciosos, todavia recuerdo el que se cayó al derrapar el día que venía con Fidel de Colmenar, y es que es habitual en ellos que cuando hay una cuesta abajo hagan dos cosas, o bajen de espaldas, mirando solo de vez en cuando, o bajen rápido, de frente, para luego girar haciendo un derrape. De las dos maneras la mayoría de las veces se cruzan, cuando no se pegan una buena torta como le pasó al que comentaba antes.

3. Los coches.

Hasta ayer no había tenido mucho problemas con los coches, normalmente el único peligro es en los pasos de cebra que alguno no lo respete, son unos cachondos los que aceleran y te levantan la mano como pidiendo perdón, yo creo que eso se hace si tienes la intención de frenar, pero bueno... voy a explicar lo ocurrido ayer.
Resulta que venía por una calle compartida que hay cerca de la Peineta (sale en el reportajillo de 20minutos), véase en plano de arriba, las flechas amarillas representan el recorrido que hago con la bici, y las flechas rojas el que hace el coche. Lo dicho, voy por esa calle, la de los arboles, y con sumo cuidado tengo que girar a la izquierda, ya que por ahí bajan coches también, subo esa pequeña rampa y la calle gira a la derecha, no es ningún cruce, pero si hay un "noseque", pueden que sean talleres, de Metro de Madrid, y veo que sale un coche grande, no muy rápido, pero confiado, en la misma curva, yo ya estoy girando, veo que se me echa encima, por lo que grito, pero el tío no me oye, y eso que no llevaba la música puesta ni nada, y ya tuve que frenar porque veía que me daba, quedándome a pocos centímetros del paso de su coche, le sigo gritando (es lo que tiene no tener claxon en la bici) y solo se detiene por el semáforo que hay en rojo, por lo que me pongo a su altura y mediante gestos le digo que si no me ha visto, a lo que el tio, de unos 60 años, regordete, con gafas y cara de empanado, me dice que no todo pachón. Esto me indigna más todavía e insisto, "no me ha visto?", con un gesto con la mano me dice que "lo siente", pero yo necesitaba otra explicación, así que repito mi pregunta y por fin baja la ventanilla... De bueno soy tonto, porque no se merecía amabilidad pero bueno, le pregunto, de tal forma que ahora si me escucha, que si no me había visto de verdad, que él era el que se incorporaba a una calle, me dice "no" mirando hacia el suelo y que lo siente. Ante algo así no puedo hacer nada, solo decirle: "si vuelve por aquí tenga cuidado porque es una calle compartida con ciclistas y esté más atento". El hombre asiente con la cabeza, sube la ventanilla y ya con el semáforo en verde se va, y ahí me quedo yo... dándole vueltas al asunto, ¿qué se debe hacer en estos casos?

Subo por la izquierda, vease la señal de "peligro carril bici" en el suelo


Salida del taller de Metro, vease la señal de Ceda el paso

Yo hago el recorrido del coche blanco de la derecha
La imprudencia del conductor es obvia, invade dos carriles sin mirar, ni ceder paso.

1 comentario:

Karaka dijo...

Claxon en la bizi no sirve de na, una metralleta akoplada en el manillar y a tomar por kulo viejos ke no miran, patinadores y niñ@s ke van jodiendo por el karril bizi