martes, 29 de septiembre de 2009

128º paso - Suave, solo para recordar

Por fin saco tiempo para escribir, entre las reuniones de padres de la semana pasada, la de etapa, un curso ayer, y hoy que llego tarde casi abandono el blog por completo, pero si no escribo hoy no lo hago en toda la semana con los exámenes que tengo que corregir. Si actualizao es debido a que también he tenido tiempo (y ganas) para hacer algo de deporte, esta vez ha sido la bici, al final me fui al pueblo a disfrutar del veranillo de San Miguel.

El viernes me llamaba Jorge porque le había insinuado que montaría en bici, y se animó, esa misma noche cuando llegué al pueblo tambien le mandé un sms ("Mañana he quedado a las 9 para hacer una ruta muy suave por el pinar, en plan tranquilo que solo es para recordar") a Jose que no contestó, pero a la mañana siguiente ahí estabamos los 3, casi donde siempre porque a Jorgito se le pegaron un poco las sábanas, y el hombre, viendo que no llegaba a tiempo solo desayunó un café. A las 9:15 salimos del pueblo dirección el pinar, tranquilamente, charlando y una vez allí empezamos a dar pedales, esta vez no nos encontramos animales, me refiero a vacas y perros ladradores, pero si a dos jarandillanos que tenían la sangre en el ojo. Fue Jose quien los vio y tenía la intención de alcanzarles, pero la verdad es que ibamos muy tranquilos, disfrutando el paisaje. Nos los encontramos en un cortafuegos, lo habían bajado no se como, pero allí estaban, les saludamos y se unieron a nosotros, en que momento porque les lastramos un poquito, estos chavales eran cabras y nosotros tortugas, al menos Jorge y yo, Jose iba con ellos por delante, pero nos esperaban.


Sin hacer locuras y por camino llegamos a la charca, o lo que quedaba de ella, no entiendo como en tan poco tiempo se ha podido secar tanto, pero aprovechamos para cruzar por ella (la zona seca claro) con la suerte de no pinchar, al salir llegamos a la pista de las avionetas y bajamos por unas trochas, en la primera freno, derrapo y casi me estampo por lo que decidí bajar andando algunos tramos, y por consiguiente Jorge tambien. :)

Los chavales después de esto se separaron de nosotros y contnuamos la marcha por camino, un poquito de subida, Jose a toda maquina y Jorge y yo charlando, vaya plan. Jorge, como leeras esto espero que te motive para la siguiente ruta en el puente del Pilar. Y si quieres te vuelves a llevar el Ipod y le metes la canción de Rocky, que es lo que le faltó para llegar al pueblo, donde hicimos parada obligada, esta vez en la Pecera. Ah! y no te olvides desayunar, o lo que es lo mismo vitaminarse y mineralizarse!! (que ya sabes lo que pasa...)


Luego chuletada para recuperar y cervecita con limon para ver el jurgol, los 3 bares que han contratado el goltv se van a forrar en el pueblo, no cabía un alma...

Conclusión de la jornada: un sábado soleado, sin mucho calor, a ritmo muy tranquilo disfrutando del paisaje extremeño, en buena compañia, pedaleando 31 km. en 2 horas y media (ya dije que fue tranquilo), solo me faltó la cámara. Esta semana espero poder empezar la natación y volver a coger la bici en 10 días, porque aunque cuando me levanté no me apetecia mucho, y el culo lo notó los primeros minutos, luego se agradece un montón, tanto física como mentalmente.

1 comentario:

Nuria dijo...

La canción de Rocky es lo más para motivarse!!! Deberiais llevar unos altavoces en la bici y la canción non-stop, una y otra vez.... no habrá quien os detenga!!!
Salut!!!!