lunes, 23 de agosto de 2010

169º paso - ¿Hay vida después de las fiestas?

En verdad os digo que si hay vida después de la muerte, perdón, de las fiestas... Y es que la Subida al Berezo es el fin de año deportivo, ya que después han llegado 6 días 6, con sus noches, de fiesta "don't stop" y eso se paga caro, muy caro.


Purgatorio

El sábado salíamos J.Manuel Nestlé, Dani y yo a las 9 de la mañana, aunque si cuento la verdad tendría que decir que a las 9 fue a la hora que me levanté por algún problema con mi despertador, el caso es que desayuné como pude y a las 9:15 sin quitarme las legañas de los ojos ya estabamos pedaleando dirección al pinar, lugar donde el gps logró pillar cobertura.


Allí íbamos a un ritmillo normalito, la verdad es que no podía apretar mucho más, pero ni subiendo, ni bajando... pero lo intentaba y no se notaba mucho. Después de cruzar el pinar, Jose le fue mostrando nuevos caminos a Dani, aunque algunos tramos parecía que los había inventado él, porque no era ni camino, se podía distinguir por el color más amarillento de la hierba de las pisadas anteriores. El caso es que llegamos al Robleo por no se donde para seguir el canal un rato y luego subir por el Mortirolillo, otros los llaman el Alpe Due, y a mi me da igual como lo llamen, pero pongo el enlace del track para que se vea la subidita que es... (comentar que subimos por un camino y no por la carretera).

Sea como fuere me dio una pájara. Al principio no iba mal, con el molinillo puesto siguiendo a Dani porque Jose ya estaba arriba casi. El problema fue poner el pie en el suelo cuando, subiendo, casi me voy a la cuneta, y es que no tenía fuerzas ni para girar un poco el manillar y coordinarlo con las pedaladas. Vaya traca... cuando quise subirme de nuevo mis piernas dijeron basta. Asi que me tocó recordar algunos tramos del Camino en los que iba a pie cual peregrino.


Después de la típica parada en la fuente (barrita incluída) antes de subir a la calzada romana la cosa fue algo mejor, aunque también es cierto que fuímos por caminos más "llanos", si es que se puede decir que aquí existe esa palabra... Así llegamos a Cuartos para terminar subiendo por el camino viejo, donde en los últimos metros Jose me puso la mano en la espalda para hacer algo de deporte ese día.

Llegamos al Pilón donde me tomé una bota, pero solo de limón, y lo quiero dejar por escrito porque es muy raro. Al final estuvimos 150 minutos para recorrer 37km.



Resurrección

Hoy Lunes la cosa ha sido muy distinta, después de la etapa del purgatorio me ha tocado resucitar, aunque tampoco voy a hablar muy alto porque ha sido una etapa trampa, me explico...


Hoy hemos quedado a las 8 de la mañana donde siempre, y para sorpresa mía nos hemos juntado 7 personas. Naun y cia iban a quedar a las 9 ó 9:30, y al final se han juntado con Dani que mandó un sms a medio pueblo por lo que parece.

Juan Luis estrenaba orquilla, asi que nos hemos ido al pinar para estrenarla. Esta vez el track lo he cogido desde el pueblo, y este es el enlace. La mañana empezaba de maravilla, un buen pelotón, muy buena temperatura (es lo que tiene madrugar) y buenas anécdotas.


Ir tantos en bici es lo que tiene, que hay más posibilidades de que pasen cosas. A Dani se le ha salido la cadena, asi que paroncito de unos minutos hasta que lo ha ajustado un poco. Bajando a la charca uno que se cagaba vivo, y no era de miedo... Al poco de empezar a subir a Miguel se le pinchaba una rueda, asi que otro paroncito para hacer unas fotillos. Poco después volvía a pinchar, si digo que otro paroncito me voy a repetir, pero es lo que hay... Y llegando al final del pinar a Dani le vuelve a pasar algo parecido, pero es más correcto decir que tenía el cambio un poco roto.


Al final hemos llegado al Pilón pasadas las 11 de la mañana, creo que eran casi las 11:30, pero en realidad montando en bici hemos estado 2 horas para hacer 32 km. Mañana he quedado otra vez a las 8, a ver que pasa... de momento puedo decir, que hay vida después de las fiestas.



No hay comentarios: