lunes, 24 de marzo de 2008

Decimocuarto paso - Mountain Bike


Todo tiene su fin, y un final feliz han tenido las minivacaciones de Semana Santa, hacía tiempo que no disfrutaba tanto del pueblo como estos 5 días en los que he tenido tiempo para descansar, dormir, salir, ver a mis amigos, pasear, comer demasiado bien, correr y montar en bici.

No montaba en bici desde hacía años, y aproveché que unos amigos habían quedado para hacer una ruta para darle a los pedales y respirar aire puro. La verdad que la falta de costumbre y el hecho de solo haber desayunado un zumo me pasó factura, pero la foto final, las vistas y las jarritas de cerveza con limón recompensaron el esfuerzo.

El comienzo fue muy duro, las cuestas más empinadas estaban al principio, no hubo tregua hasta el kilómetro 5 por lo menos, durante ese tiempo aguanté a rueda de Fidel y Naún, dos expertos en esta subida, pero ya en el séptimo km. decidieron que habían calentado lo suficiente y empezaron a tirar, ahí me quedé, solo, hasta que me dio alcance Aitor, que me animó hasta el final. La verdad es que si me toca subir los 14 km solo no lo hago, los primeros tardaron 1 h. 35 min., nosotros 2 h. 05 min. Pero mereció la pena, en una hora estábamos de nuevo abajo, sentados en la terraza del Bar el Niño tomando nuestras jarritas.

Los dos días siguientes salí a correr por la mañana, pero poco tiempo, solo para quemar las torrijas y las cervecillas que cayeron estos días. Hoy espero poder salir a correr después de descansar ayer, aunque esta semana veo que tendré que descansar más que de costumbre si quiero llegar con fuerzas a la carrera del Domingo.


No hay comentarios: