martes, 25 de agosto de 2009

125º paso - Jarra y pedal (el intento fallido de subida a Piornal, y más...)

Bueno, bueno, bueno... estoy sentado en la Florida con Juan Luis picado por el comentario de Roberto en la crónica de la IX Subida al Berezo, y voy un poco pedal después de la de rondas que nos hemos tomado en el Pilón y después en la Pecera, pero esto lo cuento al final...

Ha pasado una semana desde la última vez que actualicé el blog, y eso que lo hice con las fiestas ya empezadas, pero todavia quedaba lo peor (o lo mejor, según se mire). Las fiestas han transcurrido como todos los años, nos hemos juntados todos los amigos, o al menos todos los que teníamos esa semana libre y nos hemos pillado el puntillo casi todos los días, parecía que teníamos tarifa plana de cerveza, aunque algunos como Conrado contrataron el ADSL un día y pasó lo que pasó, y es que las vaquillas, está comprbado cientificamente, corren más que las personas... y como resultado dejan una sensible baja en la peña la última tarde de fiestas, con un tiempo estimado de mes y medio por una fractura en la muñeca al caer en el coso, y menos mal que no le clavó el cuerno porque apunto estuvo, aunque el dagnificado tenía más miedo a su padre que a la cogida...

Después de 5 días de fiestas seguidos, en los que nos levantabamos porque había más fiesta, y nos acostabamos ya desayunados, el viernes rematamos con una cena familiar, pero debido al cansancio, y a que ya tenía el ombligo pa'fuera de la cantidad de cebada ingerida, y también con la excusa de montar en bici al día siguiente me fui pronto a dormir, pero claro, había acostumbrado al cuerpo a otros horarios, se puede decir que tenía jet lag y esa noche me costó mucho dormir (no dormí nada, y descansar mucho menos), por lo que tuve que aplazar la salida en bici para otro día, aún así, Juan Luis después de acostarse a las 5 de la mañana y decirme por sms que no saldría tampoco, el tio va y como no puede volver a dormirse queda con Jose Manuel y se van los dos a Madrigal, toma ya! para que luego duden de su tiempo en la subida al Berezo...

El domingo era mi dia... el sábado salí con mi flor por la noche pero no me pude beber ni dos cervezas, esto no me había pasado nunca... y me fui a dormir muy prontito, dejando una jarra de cerveza llena (menos un trago) en la mesa de la Florida. Me levanté pronto y quedé con Jose a las 9, con el objetivo de ir a Piornal.

Asi que según nos vimos, y con el mal cuerpo que me caraterizaba en esos días, salimos dirección a Jarandilla, y como no con subida incluida al Guijo, esta vez tardé 46', y es que cada día tardo un minuto más... Desde ahí como ya conté en el paso 121º, es (casi) todo bajada hasta Cuacos, donde nos encontramos con el abuelo de Jose y un primo suyo, parada de unos segundos también para beber y subida al Monasterio de Yuste.

Desde allí nos dirigimos a Garganta la Olla, tranquilamente, esta vez nos encontramos a dos miembros del equipo ciclista del pueblo que ya vendrían de Piornal, eso si, con bici de carretera y siendo más madrugadores que nosotros (es lo que tiene ser padre). Una vez en Garganta parada obligada en su plaza y a rellenar los bidones. Habíamos decidido subir un poco a Piornal, pero al ver que eran 17 km. de subida decidimos no subir demasiado, hay que pensar que veníamos de varios días de fiesta y Jose ya había hecho 60km el día anterior, pero él está fuerte, asi que en lo que yo subí 3km él subió 4. Media vuelta y para el pueblo por el mismo sitio que habíamos venido (sin subir al Guijo, claro) previa parada en una higuera para comer fruta (para que luego digan...). Resumen de la etapa: 64 km. en 213 minutos.

El lunes, con agujetas todavia del día anterior, y el culo dolorido, me levanté temprano de nuevo, esta vez había quedado con Fidel y no teníamos destino fijo, aunque la intención era volver a subir al Berezo. Resulta que mi flor y la suya habían quedado a las 7 de la mañana para subir al Berezo andando, pero subieron con el padre de Ana, y en vez de subir por un camino de 7,7km de distancia, decidieron subir por la pista, es decir mas de 13 km., jeje, buena forma de terminar las vacaciones...

El caso es que Fidel había quedado con Marino a las 8:30, y yo con Fidel a las 9, para más inri Fidel tiene su momento All bran y se fue al baño, cuando yo llegué llama Fidel a Marino y éste ya estaba en Jarandilla, asi que subimos al Berezo, con dos pedales!! Si en la carrera sufrí no quiero decir nada sobre ayer... con el molinillo puesto desde la piscina, tranquilamente, con numerosos mosquitos en mi cara, y es que en la carrera los compartiamos, pero esta vez siendo dos... Ibamos tan mal (al menos yo) que no hablamos en todo el camino, de mi boca solo salía, "no puedo más", "creo que en la Quicla me doy la vuelta", pero al final una vez que estas ahí y sabiendo lo poco que queda... en 1 hora y 46 minutos cruzamos el puentecillo que hizo de meta días antes, unos metros más atrás nos encontrabamos con las flores que bajaban hacia el pueblo después del minipicnic en la fuente del Berezo, donde recagarmos los bidones y vuelta al pueblo, también más lenta que el día 15.

Y quedaba la subida de la piscina, es la peor cuesta, sobre todo después de enfriarte bajando durante 45', pero la recompensa, como no estaba en el Pilón, el cual nos va a tener que patrocinar como sigamos así...

Hoy, aunque no tenía muchas ganas de montar al final lo he hecho de nuevo, Jose no ha podido porque tenía que repelar, pero a las 9 estaban en la Viñuela los 3 cabestros (Fidel, Marino y Naun) esperandome. Anoche cuando les llamé, con una cerveza en la mano eran muy valientes y pretendían ir a Madrigal, pero esta mañana se rajaban todos... jeje. Al final hemos ido por al pinar (donde dos rotweillers han saltado de una finca y nos han seguido hasta una portera, uf! no lo comento por no escribir palabrotas) y hemos desembocado en el cruce de Torreseca, desde ahí hemos seguido por el canal, llaneando, pero como unos profesionales, tomandonos la barrita mientras pedaleabamos y dandonos relevos, así hasta el Tourmalet de Talaveruela(tambien conocido como el Mortilorillo), donde ya hemos tenido que parar a refrescarnos y sacarnos la foto de rigor, ya se porque lo llaman así... y eso que no atajamos, porque era peor.

Desde allí podíamos subir a Viandar y volver por caminos al pueblo, pero estabamos hasta las narices, esas cosas no se pueden pensar después de un minipuerto como ese. Asi que hemos ido por carretera hasta Cuartos y yo he subido por la carretera para lavar la bici que ya se me saltaban los cambios de la mierda que tenían. Hoy han sido 42 km. en 210 minutos. Para terminar parada obligada en el Pilon y bota va y bota viene... luego he continuado en la Pecera tubo va tubo viene y por fin me he ido a casa, que mañana la historia continuará... me refiero a montar en bici.


1 comentario:

Nuria dijo...

Fidel, Marino, Naun.... pero qué ha sido del espíritu cabestro de fiesta destroyer!!!!! Ahora todos con su look deportivo y haciendo vida sana! Anyway, estais todos guapísssimos con esas mallas, pero donde esté el portento de Juan Luis subiendo sin despeinarse el Berezo... será el pa amb tomàquet?
Petooons!!!