domingo, 8 de noviembre de 2009

133º paso - La vuelta a la vuelta al anillo

Qué bien se está teniendo tiempo libre, bueno... en realidad tendría que estar estudiando inglés pero con la paliza que me he pegado esta mañana lo único que voy a hacer es estar toda la tarde tirado en el sofá, en breve televisan el Chelsea-Manchester, no digo na... ayer ya me tragué 3 partidos consecutivos, creo que voy a tener que convencer a alguien para pillarme el Goltv.

Anoche, después de unas cuantas cervezas conseguí dormirme a eso de la 1, esta mañana me he levantado a las 8:30, ya que a las 10 había quedado con Fidel en la glorieta del Carrefour de las Rosas, donde siempre. No teníamos plan, simplemente coger el carril bici y a rodar. Hacía una mañana estupenda para ser Noviembre, lo malo fue al llegar al carril bici que no está protegido por casas, hacía muchísimo viento y hemos tenido que descartar salir por la carretera de Colmenar, así que, en principio, era hacernos el anillo verde.

Pedalada a pedalada íbamos hablando del partido de ayer, que si bastante aguantó el atleti, que hasta el minuto 4 seguía sin encajar un gol, que si Perea... A la altura de San Chinarro ya estaba un poco cansado, el viento soplaba en contra y había que hacer mayor esfuerzo del que recordaba, además los cambios los tengo que ajustar y me iba cagando en todo, de hecho ya había ido al baño debido a la Musaka que comí y la pizza que cené, las cuales me han aportado la energía suficiente para poder llegar a casa en condiciones casi óptimas.

Cuando llegamos al cruce con la de Colmenar yo me quería dar la vuelta y dejar que el viento me empujara hasta casa, pero Fidel me convenció para seguir con la excusa de que ya era todo cuesta abajo hasta la casa de campo. Y más o menos es así, por lo que he seguido hasta llegar a ella, donde Fidel ha tenido la suerte de pinchar. Y digo suerte porque resulta que la bici es nueva, mes y medio tiene, y le han puesto unas ruedas con pitorro fino, lo cual desaconsejo, más que nada porque nos ha costado bastante hinchar de nuevo la rueda, ya que el chirimbolo que trae para adaptarla a las maquinas de aire no funcionaba muy bien. A Fidel le dijeron que las ruedas con pitorro fino pierden menos aire, pero yo digo que se pinchan igual, un viruta ha tenido la culpa.

Después de los 15 minutos de parada obligatoria, aprovechada para miccionar, se nos ha cruzado una ardilla por un camino de la casa de campo, curioso al menos y agradable, porque lo que no ha sido tan agradable era ver el carril lleno de domingueros, con motivo del Madrid Bike Tour hemos visto a muchísima gente uniformada y con la misma bici por el carril bici, sin saber muy bien circular. La verdad es que me alegro que la gente haga deporte y sobre todo si es por una buena causa, pero también pido respeto y que con la bici, el casco, la mochila y la camiseta que daban hubieran regalado unas normas de circulación, pero bueno, entiendo que sería el primer día para muchos... (A ver si el año que viene me acuerdo y apunto a mi flor, que en casa de herrero...)

Cuando hemos pasado el Parque Lineal del Manzanares quedaba lo peor, así que tranquilamente lo hemos subido, ya quedaba el pequeño Tourmalet que hay hasta casa, menos mal que ha sido al final del recorrido porque si no...
Estoy reventado, hacía mucho que no cogía la bici y las piernas lo han notado, al final han sido 73 km. en 230 minutos (casi 4 horas) a una media de 19km/h. Teniendo la bici aquí espero poder salir más, aunque con la uni será difícil. De momento mañana a la piscina, o no, todo dependerá de las agujetillas que tenga.

No hay comentarios: